Resurrección en la Estación de Sants

Más impagos, recortes, deudas, subastas. Las noticias del sector siguen sin ser muy positivas. Páginas y páginas de los medios del sector (e incluso de los generales) hablando siempre de la “complicada situación que atraviesa el sector en tal o cual Comunidad Autónoma”. Números, impuestos, facturas. ¿No hay nada que contar sobre nuestra vocación de servicio público?.

Y entonces, llegó a mis manos el pasado día 6 de Febrero el siguiente titular de elperiodico.com: “Resurrección en Sants”. Un hombre, en el vestíbulo de la Estación de Sants, en Barcelona, sufría un infarto. Como bien decía el artículo, lo sufría “sanitariamente en medio de la nada”. Pero allí estaban las hermanas Schröder, Elena y María, de la Farmacia de l´Estació (colaboradoras de Mediformplus y parte del grupo FENG) y su desfibrilador portátil dispuestas  a ayudar. Y como reza el titular antes citado, consiguieron “resucitarle”. Ellas, junto a otras 30 Farmacias, forman parte de la primera fase del proyecto que dotará de este aparato a las más de 1000 Farmacias de la Ciudad Condal antes de 2017.

Este hecho demuestra a nuestro entorno la base de nuestro trabajo. La vocación de servicio de salud. Estamos aquí no sólo para recomendar esta crema o este colutorio. La Farmacia es y será siempre la primera línea de cuidado de la salud de nuestros conciudadanos. Y por ello debemos de implantar en nuestras Farmacias servicios de valor añadido como puede ser este desfribilador. Como pasó en Sants, la diferencia entre salvar o no una vida, puede estar en la Farmacia.

¿Y a la respuesta sobre la rentabilidad de estos servicios? La rentabilidad no puede buscarse en el ROI directo, que de por si no exíste, sino en la rentabilidad a medio plazo, fruto de la diferenciación que aporta a la farmacia y de la fidelización del paciente. 

Además, los servicios de valor ayudan a posicionar la farmacia, alejandola del  mercantilismo que supone las guerra de precios que con demasiada frecuencia de dan y preparandola para lo que en un futuro muy probable, si nos fijamos en lo que ocurre en modelos de negocio como el anglosajón, donde son una de las fuentes de negocio fundamentales que tiene la farmacia comunitaria.

Los servicios, tal y como muchas veces nos imaginamos, requieren una inversión extra en personal, medios y espacio. Pero el servicios más básico, que cualquier farmacia puede y debe dar (y no siempre se hace) es el propio consejo farmaceutico. Un consejo que va más allá de la mera venta de medicamentos y se refiere a una dispensación activa de tratamientos que ayuden a solucionar problemas de salud del paciente

Por cierto, el “resucitado” de Sants se está recuperándose  en el Hospital Clínic.

Elena, María. Gran trabajo.

Acerca de Luis de la Fuente

Farmacéutico experto en Gestión y Marketing para Oficinas de Farmacia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Resurrección en la Estación de Sants

  1. Susana Vilar dijo:

    muchas gracias Luis!Estoy totalmente de acuerdo contigo.Susana Vilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s