Mis reflexiones del viaje de prospección de mercado a Inglaterra

Tras 4 días intensos de reuniones con expertos y visitas a farmacias comunitarias para analizar su realidad, os comparto mis conclusiones:

Hay cinco fuerzas que están cambiando profundamente el futuro de la farmacia comunitaria:

  1. Presión sobre los presupuestos sanitarios. Presiones sobre la financiación pública, que surgen de la crisis financiera actual y las presiones a largo plazo sobre el gasto en Servicio Nacional de Salud (NHS), como consecuencia de un envejecimiento de la población.
  2. Intensificación de la competencia. Además de las grandes cadenas, los supermercados se están convirtiendo en una fuerza cada vez más competitiva en el paisaje farmacia. A esto hay que añadir la legislación, que durante los últimos años ha permitido la apertura “selectiva” de nuevas farmacias, lo que ha incrementado el numero de farmacias en un 20%
  3. La transformación de la cadena de suministro. Dado que los fabricantes se esfuerzan por hacer un beneficio en los productos de atención primaria, se están alcanzando acuerdos con distribuidores alternativos, amenazando a los mayoristas en el corto plazo lo que tendrá un impacto inevitable farmacias.
  4. La aparición de nuevos canales alternativos. Internet y correos: en el escenario más conservador estos nuevos canales deben representar al menos el 20 por ciento de todos los volúmenes.
  5. La demanda por parte del consumidor de comodidad en la compra  y experiencia en el consejo. El consumidores de hoy lo quiere todo. Ya se trate de servicios de recetas, productos de cuidado personal, o servicios clínicos, la prioridad es la experiencia, la comodidad y la accesibilidad.

¿Dónde deja esto a la farmacia comunitaria?  El efecto combinado de estas fuerzas podría dar lugar a una disminución de 38 por ciento en la rentabilidad media de una farmacia. Las farmacias independientes, en particular, se verán seriamente desafiados con una posibilidad muy real de que hasta 20% de puntos de venta sean cerradas.

Para sobrevivir, las farmacias, independientemente de su tamaño, deben considerar dos estrategias:

  1. Mejorar la eficiencia del suministro. Las farmacias deben optimizar sus gastos por lo menos un 20 por ciento. Esto sólo puede ocurrir con mayores economías de escala de las compra y con una mayor gestión para alcanzar la máxima eficacia en la organización de los recursos. Los grupos deberán centralizar la distribución dentro de sus propias redes. Los independientes tendrán que depender de mayoristas para ofrecer servicios de dispensación centrales y desarrollar modelos de colaboración conjunta y obtener sinergias de gastos en todos los niveles
  2. Las grandes cadenas, con las economías de escala capaces de competir en precios y copando las mejores zonas de las grandes ciudades, se están apropiando del sector de autocuidado y la higiene y la belleza.

A las farmacias independientes les queda el papel de convertirse en la primera línea de la atención sanitaria. Esto puede venir tanto de nivel nacional como servicios contratados localmente.

Los farmacéuticos tendrán que transformar gradualmente sus instalaciones en centros de vida saludables, reutilización de espacio comercial en salas de consulta o áreas de información de estilo de vida saludables.

Será necesario cambiar la percepción de los farmacéuticos de los pacientes de simples cajeros a los proveedores de servicios de salud y asesoramiento clínico de confianza.

Las Farmacias independientes como los conocemos hoy en día en gran medida dejará de existir. Muchos independientes también tendrán que agruparse para sobrevivir.

La administración, consciente del ahorro potencial que la prevención de la salud y la capilaridad del sistema farmacéutico independiente conlleva, está aportando ventajas para que estos servicios remunerados perduren y se intensifiquen, pero no a cualquiera, sino tan solo a los que garanticen un índice de eficacia mínimo.

Por ejemplo, el servicio de deshabituación del tabaco no se los retribuyen a todas las farmacias, son tan solo a las que consiguen un % de éxito en los tratamientos superior al 50%

El  viaje, en compañía de 60 farmacéuticos ha sido revelador, y aunque el modelo anglosajón aun queda lejos, podemos importar ideas y tendencias para poner en marcha:

  • Yo me quedo con la idea de una farmacia independiente en una pequeña población de Essex, que colindando con un Boots ha sabido desarrollar un modelo basado en el permanente estudio del consumidor y sus demandas insatisfechas y la rápida y continua adaptación de su punto de venta para ofrecer todo lo que su cliente necesita, en términos de servicios y productos, convirtiéndose de lejos, en la farmacia de referencia en toda la zona.Image

Acerca de Luis de la Fuente

Farmacéutico experto en Gestión y Marketing para Oficinas de Farmacia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s